Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,
.

Ganadores y perdedores de las elecciones del 25 de octubre

La jornada electoral del 25 de agosto redefinió el panorama de la política argentina. Por primera vez la elección presidencial se definirá en un balotaje, del que participarán Mauricio Macri y Daniel Scioli. María Eugenia Vidal se convirtió en la primera mujer que gobierne Buenos Aires. ¿Quiénes fueron los ganadores y perdedores de las elecciones? 

Las elecciones del 25 de octubre cambiaron el mapa electoral de la Argentina. A nivel nacional habrá segunda vuelta entre Mauricio Macri (Cambiemos) y Daniel Scioli (Frente para la Victoria). Tras conocerse los resultados, es momento de parar la pelota y analizar quiénes fueron los más beneficiados por el resultado de ayer y quiénes lo más perjudicados.

El gran ganador de la jornada fue, sin lugar a dudas, Mauricio Macri. El candidato de Cambiemos forzó el balotaje y creció considerablemente desde las primarias del 9 de agosto. Terminó apenas dos puntos por debajo del oficialismo y tiene grandes chances de ser presidente el próximo 22 de noviembre.

María Eugenia Vidal dejó de ser una revelación para convertirse en una realidad. Con el 39,49% de los votos ganó la elección bonaerense y será la primera mujer en conducir el distrito más importante del país. Además, llevó al Pro -en su alianza con el radicalismo y la Coalición Cívica- a quedarse con municipios de gran magnitud como La Plata, Quilmes, Morón, Lanús y Tres de Febrero, entre otros.

En Jujuy, el radical Gerardo Morales desplazó del gobierno provincial a Eduardo Fellner. El presidente del Partido Justicialista (PJ) perdió por 23 puntos de diferencia. Sergio Massa, que apoyó al gobernador electo junto a Macri, fue el candidato presidencial más votado en la provincia, dejando atrás a Daniel Scioli.

El Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) tuvo una buena jornada, al consolidarse como la cuarta fuerza nacional, alcanzando el 3,27% de los votos y con la expectativa de que Néstor Pitrola ingrese al recinto legislativo nuevamente.

La gran performance de Macri se desarrolló en las provincias con mayor peso electoral, en Mendoza se impuso con el 40,80% de los votos, sacándole 10 puntos a Scioli. Además, Cambiemos se quedó con dos senadores y tres diputados, en comparación con el senador y los dos diputados que le quedaron al FpV. El mendocino Julio Cobos tuvo un rol determinante.

En Entre Ríos, Gustavo Bordet ganó la gobernación con el 42,33% de los votos, tres puntos por encima del ruralista Alfredo De Angeli, que se candidateó por Cambiemos. En la provincia del Litoral, Macri y Scioli terminaron casi igualados en puntos, pero la ventaja fue para Macri por escaso margen.

Mario Das Neves logró recuperar la gobernación de Chubut tras superar por 2000 votos al actual mandatario provincial, Martín Buzzi, del Frente para la Victoria. En la provincia sureña, Scioli ganó cómodamente, con casi el 42% de los votos, muy lejos de Sergio Massa (29,44%) y Mauricio Macri, que quedó tercero con el 21,38%.

En Catamarca, Lucia Corpacci fue reelecta con casi el 50% de los votos. Esto le permitió un importante triunfo a Scioli a nivel nacional, que con el 44,89% le sacó 10 puntos de ventaja a Cambiemos.

Santa Cruz volverá a ser el bastión del kirchnerismo a partir del 10 de diciembre. Alicia Kirchner será gobernadora tras alcanzar el 51,58% de los votos, si se cuentan las dos fórmulas que compitieron bajo el mismo lema. Por su parte Máximo Kirchner, terminó en segundo lugar y será diputado nacional. De esta forma, volverá un Kirchner a conducir los destinos de la provincia patagónica.

En Formosa, Gildo Insfrán defendió su gobernación y ganó en forma aplastante con el 71% de los votos. Scioli hizo lo propio en la provincia norteña y se impuso con el 64,75% de los sufragios, sacándole más de 40 puntos al segundo, que fue Massa.

Misiones no varió su performance en relación a las PASO. Hugo Passalacqua, delfín electoral de Maurice Closs, se convirtió en el nuevo gobernador con un triunfo demoledor: ganó con el 63,41% de los votos, contra el 13,51% del segundo. Aquí también Scioli aprovechó los votos provinciales, obteniendo el 61,02% a nivel nacional, contra el 22,74 de la alianza Cambiemos.

En San Juan, Sergio Uñac se consagró victorioso al alcanzar el 53,59% de los sufragios y gobernará la provincia de Cuyo por los próximos cuatro años. Tal como fue en la PASO, Scioli le sacó 20 puntos de diferencia a Massa y fue el candidato presidencial más votado.

Carlos Verna, candidato del justicialismo en La Pampa es el nuevo gobernador tras obtener el 46% de los sufragios. A nivel nacional, Scioli fue el más votado pero con tan sólo tres puntos de ventaja sobre Macri.

En San Luis la historia fue previsible, los Rodriguez Saá mantuvieron el dominio de la provincia. Alberto regresó a la gobernación tras imponerse con el 56,17% de los votos, y Adolfo fue el presidenciable más votado con el 36,79%, apenas seis puntos más que Macri.

Incógnitas

El frente Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) liderado por Sergio Massa y José Manuel De la Sota se colocó como la tercera fuerza a nivel nacional y tendrá la posibilidad de ejercer de árbitro en el balotaje. El tigrense pudo sostener el caudal de votos de las PASO y cerró una buena elección con el 21,34 % de los votos. Ahora resta saber si se inclinarán por alguno de los candidatos que llegaron a la segunda vuelta.

En Córdoba, centro de poder del delasotismo y único lugar donde UNA se impuso en las primarias, Mauricio Macri fue el presidenciable más votado, con un alto porcentual de 53,24 puntos. Casi 24% más que Massa

Otros dos interrogantes son Margarita Stolbizer que tuvo una mala elección, aunque Victoria Donda ingresó como diputada por el frente Progresistas. Por su parte, Adolfo Rodriguez Saá, quien consiguió el 2,15% de los votos, tendrá un poder de negociación para nada despreciable en un escenario en el que cada voto vale más que agua en el desierto.

Perdedores

Daniel Scioli fue sin duda el perdedor de la jornada electoral pese a imponerse con el 36,86% de los votos. Si se compara con la primaria, el candidato del Frente para la Victoria perdió dos puntos porcentuales y si bien obtuvo más cantidad de votos, debido a que votó mucha más gente que el 9 de agosto, obtuvo un resultado inferior al que se imaginaba: no sólo no pudo ganar en primera vuelta, sino que sus aspiraciones para el balotaje no son las mejores, por lo que deberá modificar su discurso y propuestas de campaña si desea ser presidente.

Otro gran perdedor fue Aníbal Fernández. El candidato a la gobernación del FpV perdió la provincia con María Eugenia Vidal y sacó dos puntos menos que Scioli, demostrando su poca aceptación en los votantes. La mayoría del electorado optó por cortar boleta en esta categoría, algo que no solía ser ocurrente en el distrito más importante en términos electorales.

Tal como había sucedido en las primarias, varios "barones del conurbano" se despidieron del poder en distintos municipios. Hugo Curto perdió en el partido de Tres de Febrero, como también sucedió con Francisco "Barba" Gutierrez, que fue derrotado por el cocinero y candidato del Pro, Martiniano Molina en el partido de Quilmes.

Julián Álvarez, dirigente de La Cámpora que en las PASO había obtenido el primer lugar para la Intendencia de Lanús, cayó ante Néstor Grindetti (Pro), y hasta el propio ministro de Economía Axel Kicillof recibió una paliza en la Ciudad de Buenos Aires, donde la ex ministra de Trabajo de Fernando De la Rúa, Patricia Bullrich sacó el 45,79% de los votos en la categoría diputados nacionales.

Nuevo Encuentro fue otro de los espacios que perdió con mayor dureza, ya que su referente se quedó sin el pan y sin la torta. Por un lado fue derrotado en Morón, ante el candidato de Cambiemos, Ramiro Tagliaferro, que terminó con el dominio sabbatellista que gobernaba desde 1999 en ese municipio. Además, el candidato a vicegobernador bonaerense, Martín Sabbatella, fue derrotado por Vidal.

(politicabonaerense)