Pronóstico de Tutiempo.net

Provincia: Cambiemos formará interbloque y aspira a quedarse con Diputados. Versiones de un acuerdo con el massismo

Desconcierto, especulaciones y algunas tímidas negociaciones. Ese es el clima que se vive por estas horas en la Legislatura bonaerense. Los resultados de las elecciones del domingo pasado -que sorprendieron a oficialistas y opositores- indican que a partir del próximo 10 de diciembre, en la Cámara de Diputados y el Senado bonaerense se pondrá en marcha un proceso de transformación y reordenamiento del poder interno sin precedentes en los últimos 15 años.
El triunfo de Cambiemos a nivel provincial y en seis de las ocho secciones electorales bonaerenses le dará a la fuerza que integra el PRO y la UCR la presidencia del Senado, que quedará en manos del radicalismo en la figura del vicegobernador electo Daniel Salvador, y un enorme protagonismo en la ambas cámaras.
EN NÚMEROS
La “ola amarilla” logró obtener en los comicios del domingo 20 de las 46 bancas en juego en la Cámara de Diputados y 13 de los 23 escaños para el Senado, mientras que el kirchnerismo consiguió 16 bancas de la Cámara baja y 8 senadurías. UNA, el sello del Frente Renovador de Sergio Massa, obtuvo por su parte diez escaños de Diputados y 2 para la Cámara alta.
Con esos números, Cambiemos se posiciona como un actor de peso en el escenario político legislativo, donde, sin embargo, no se presentará como una bancada unida sino como un interbloque con macristas por un lado y radicales por otro, cada uno con sus propias autoridades y autonomía para la toma de decisiones y las votaciones.
En Diputados, el FpV mantendrá la primera minoría con un bloque de 35 escaños, más dos monobloques eventualmente aliados. El interbloque Cambiemos, en tanto, lo seguiría de cerca con un total de 29 miembros, la mayoría de los cuales formarán parte del bloque macrista y el resto de la bancada UCR.
En ese esquema, el Frente Renovador conservará un relativo peso dentro de la cámara ya que el grueso de su actual bloque fue electo en 2013 y tiene dos años más de mandato. La bancada massista tendrá a partir del 10 de diciembre 21 integrantes.
En la cámara Baja, en rigor, ya empezaron los movimientos. Fuentes del cuerpo confirmaron a EL DIA que la diputada María Elena Torresi anunciará que deja la bancada del Frente Renovador para sumarse al bloque Juntos por Buenos Aires, que es, hoy, la representación del macrismo en Diputados.
En el Senado, por el momento, los números de la elección del domingo indican que habrá paridad en la primera minoría entre el FpV y el interbloque Cambiemos, cada uno de ellos con 16 miembros, mientras que el massismo quedará en tercer lugar con una bancada de 9 integrantes. Sin embargo, el kirchnerismo mantendría tres monobloques aliados y la bancada amarilla podría sumar integrantes a partir del “salto” que pegarían algunos senadores del massismo.
LA PELEA DE FONDO
En ese marco, a pocas horas de los comicios en la Legislatura comenzaron a circular todo tipo de especulaciones con respecto al futuro escenario. Toda la atención está centrada en la inexorable pelea que se abrirá por la presidencia de la Cámara de Diputados.
Fuera de micrófono, desde el macrismo subrayan que el sillón que ocupa actualmente el kirchnerista Horacio González les corresponde a ellos. “Ganamos la elección y tenemos que presidir las cámaras, más allá de los números que haya en el recinto”, explican.
La carrera interna ya tiene algunos anotados, como el actual diputado Orlando Yans -uno de los “históricos” del macrismo en la Cámara baja- quien se posicionará como una figura de peso dentro de Cambiemos. Otros mencionan a Manuel Mosca, muy cercano a Vidal, aunque sin experiencia legislativa.

(El Dia)