El año de María Eugenia Vidal

Comenzó el 2015 como vicejefa de Gobierno porteño, fue la gran apuesta Pro en la provincia de Buenos Aires y la revelación de la política argentina 2015. Repasá el año del personaje con mayor impacto en la campaña electoral, la actual gobernadora bonaerense.

Muy pocos analistas políticos podían creer hace un año atrás que María Eugenia Vidal lograría tener el impacto que alcanzó en la política argentina. A pesar de tener una buena gestión en la Ciudad de Buenos Aires, ser la candidata del Pro (luego Cambiemos) en la provincia de Buenos Aires era una tarea para nada difícil teniendo en cuenta los últimos rendimientos electorales del espacio.

Debido a las dos últimas elecciones en la provincia donde el Pro no había conseguido superar el umbral electoral,se conformó el espacio Propuesta Federal para el Cambio (Pro-Fed), con el aval del Partido Fe, del sindicalista Gerónimo "Momo" Venegas. Tras el escándalo de la muerte de dos chicos en un taller clandestino porteño, Vidal comenzó a jugar fuerte en la campaña hacia las PASO, donde no fue blanco de las críticas en medio de una fuerte interna bonaerense en el Frente Para la Victoria.

En primer lugar Vidal, anunció a Cristian Ritondo como su compañero de fórmula pero esto trajo la queja de los radicales al interior del frente Cambiemos, rápidamente fue designado Daniel Salvador, dirigente de la UCR como el compañero de la jóven de Castelar en la provincia.
El primer golpe de la flamante gobernadora se dio en las Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias del 9 de agosto, allí fue la candidata bonaerense más votada con el 29% de los votos, 263.000 más de los que sacó Mauricio Macri en aquella jornada. El impacto fue de sorpresa, pese a que el FpV fue la fuerza más votada entre sus dos fórmulas, la tarea de Vidal comenzaba a ser una realidad.

En medio de las inundaciones de la provincia de Buenos Aires, la entonces candidata recorrió las zonas más afectadas esto la llevó a hacer blanco de las críticas de Aníbal Fernández y Felipe Solá, sus principales rivales de cara a octubre. Justamente que los candidatos sean dos personas de trayectoria, le dieron la posibilidad de instalarse como "lo nuevo" y una fuerte alternativa de cambio.
El escándalo Niembro poco afecto a Maria Eugenia, su candidato a primer diputado nacional se vio obligado a renunciar en medio de una caso de corrupción, donde su empresa había facturado 21 millones de pesos al gobierno de la Ciudad. El "efecto Vidal" seguía avanzando al mismo paso en que la candidatura de Aníbal Fernández se venía abajo. Además continuó con su campaña de proximidad, viajando por ejemplo en el tren Roca en el ramal Constitución - La Plata.

Así llegó al 25 de octubre y en una elección que comenzó a definirse desde el principio la politóloga de 42 años se convirtió en la primera gobernadora mujer de la provincia de Buenos Aires, obteniendo casi el 40% de los votos y cuatro puntos de diferencia sobre Fernández. "Hoy nació otra forma de hacer política en Argentina", aseguró aquella noche.

A partir de allí se convirtió en el "as de espada de Mauricio Macri para el balotaje: cartas, recorridas juntos por la provincia, mensajes en las redes sociales. En todo lo que pudo, le continuó dando votos a quien sería presidente tras imponerse en la segunda vuelta del 22 de noviembre con el 51% de los votos.
Finalmente el 10 de diciembre, en la ciudad de La Plata, Daniel Scioli le pasó el mando a María Eugenia Vidal, quien se convirtió en la primer gobernadora mujer de la provincia. Sin duda, la revelación del 2015.

(Politicaargentina,con)

0 coment�rios

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21