Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Garrido enfatizó la necesidad de crear una oficina anticorrupción autárquica

Fotos: Eduardo Finocchi / 2016
El especialista en el contralor de Políticas Públicas, Manuel Garrido, valoró la necesidad de que la Oficina Anticorrupción sea un ente autárquico como propone el proyecto del Frente Renovador y las fuerzas de la oposición: “Es una cuestión básica que, para controlar estas cuestiones de corrupción, los órganos tienen que tener la independencia suficiente”, resaltó.

En el marco de la invitación de la Comisión de Reforma política, el especialista en Anticorrupción consideró importante que “se esté discutiendo este tema en la Provincia” ya que en “la Argentina va muy lenta con la reforma que tiene que ver con esta agenda de transparencia, control y ética pública”.

Garrido hizo hincapié en la necesidad de mantener “la independencia de la Oficina Anticorrupción” tal como lo establecen “las convenciones de las que Argentina es parte”, donde prevén que “los temas de ética pública y lucha contra la corrupción tienen que estar a cargo de uno o de más órganos que cuenten con la independencia necesaria”.

En ese sentido, reafirmó: “El ABC para la anticorrupción es que, el que controle sea independiente de aquel a quien va a controlar, es un tema que está atrasado a nivel nacional” y agregó que “la Oficina Anticorrupción sólo controla al Poder Ejecutivo; estas cuestiones de ética, de patrimonio de los funcionarios, de los jueces, de los legisladores no la controla nadie, esa es una asignatura pendiente por eso me parece que es positivo que estemos discutiendo cuál es el perfil de los órganos de control y sí, tiene que haber independencia para que funcione”.

Por su parte, el diputado del Frente Renovador y presidente de la Comisión de Reforma Política, Pablo Garate, expresó: “Lo que más queremos es que este debate sobre la Ley de Ética Pública que está en la Legislatura salga, tenemos que dar el gesto a la sociedad de que este debate tiene un final y que es una Ley concreta contra la corrupción”.

Asimismo, resaltó: “Nuestra Comisión está trabajando mucho en este tema, por eso el aporte de Manuel Garrido para nosotros es muy importante y, seguramente, muchos de sus aportes serán tenidos en cuenta en el dictamen final de la Comisión de Reforma Política. Hay que trabajar y dar respuesta a lo que reclama la sociedad, que es lo más importante”.

En ese sentido, su par Lisandro Bonelli -autor del Proyecto de Ética Pública que se está debatiendo- reclamó: “Es necesario avanzar con este Código de Ética y Transparencia, porque la Argentina necesita un Nunca Más contra la corrupción y crear los elementos necesarios para terminar, de una vez por todas, con los hechos de corrupción en la administración pública y en todos los poderes del Estado, no sólo en el poder Ejecutivo, sino también en el Poder Judicial, en el Poder Legislativo y en los Municipios”.


El ex diputado Manuel Garrido participó de la reunión de la Comisión de Reforma Política presidida por Pablo Garate, junto a sus pares Ruben Eslaiman y Lisandro Bonelli (Frente Renovador), Marcelo Díaz y Ruben Grenada (GEN); donde se debatió el proyecto de Ley Ética Pública unificado entre varios sectores de la oposición que propone, entre otros aspectos, crear un órgano extra poder, con autonomía funcional y autarquía financiera.