Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

Los escándalos de su esposa hacen tambalear a Mosca en la Legislatura

(Agencia Nova) La interna de Cambiemos en la legislatura de la provincia de Buenos Aires esta al rojo vivo porque tras la presentación del proyecto del diputado marplatense Guillermo Castello para prohibir los casos de nepotismo, es decir la designación de familiares en puestos que no sean por concurso en la administración pública, se supo que la diputada nacional Gladys González está implicada en un hecho que rosa esta situación.
González es la esposa del vicepresidente de la Cámara Baja bonaerense, Manuel Mosca, y también es interventora del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU), que hasta hace poco menos de dos meses conducía Omar "Caballo" Suárez, ahora detenido por desvío de fondos y corrupción.
Además es la prima hermana de Jorge Metz, el director Nacional de Vías Navegables, ente que tiene la potestad de entregar los permisos de navegación a todas las embarcaciones y autorizar el ingreso de naves extranjeras a los ríos interiores.
Es decir que a través de su familia González esta de los dos lados del mostrador, por un lado maneja el sindicato y por el otro tiene a un familiar en la autoridad sobre los cursos de agua navegables, lo que le permitiría por ejemplo evitar cualquier conflicto gremial y jurisdiccional para el ingreso de empresas extranjeras en desmedro de las nacionales.
La diputada ya fue denunciada por pedir a sus dirigentes un "retorno a cuenta" de futuros cargos a obtener en la provincia de Buenos Aires, en lo que constituye una suerte de remate de cargos al mejor postor.
Su marido, hoy hombre fuerte del vidalismo, en realidad juega a dos puntas. Mosca supo ser la mano derecha del presidente de la cámara baja nacional Emilio Monzó, con quien nunca perdió el vínculo, a tal punto que hay quienes afirman que su función es oficiar como un caballo de troya para romper las filas del oficialismo cuando sea necesario.
Los escándalos permanentes de la diputada y la relación de Mosca con Monzó, habría frenado la decisión de María Eugenia Vidal de ubicar al hombre de Bolivar al frente de la Cámara de Diputados de la provincia y hasta la habría dado la orden de bajar el perfil de exposición mediática para que no siga ganando protagonismo.
De confirmarse esta versión se rompería el acuerdo entre Cambiemos y e Frente Renovador, pero a favor de este último porque la gobernadora prefiere la continuidad de Jorge Sarghiniantes que enfrentar un escándalo interno protagonizado por Mosca y su esposa.