Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,
.

DÍAZ PIDIÓ REMOCIÓN DE LA JEFATURA POLICIAL DE PERGAMINO

El jefe del Bloque de GEN PROGRESISTAS en la Legislatura bonaerense Marcelo Diaz pidió la investigación a fondo, administrativa y judicial, de la tragedia sucedida en la Comisaría 1a de Pergamino en días pasados que terminó con la evitable muerte de siete presos; así como la remoción de toda la plana mayor de la misma y de la Departamental correspondiente. También adelanto que pedirá se cite al Ministro de Justicia para que explique por qué hay más de 3.000 presos en comisaría, lo que anticipa que la tragedia de Pergamino se puede volver a repetir.

El diputado Marcelo Diaz sostuvo que lo que sucedió en Pergamino pudo haber pasado en cualquier comisaría de la provincia, ya que el problema data de muchos años donde efectivamente hay responsabilidades políticas actuales pero también responsabilidades añejas que generan una gravísima situación de base que se verifica en todas las comisarías bonaerenses; sumado en esta ocasión a las enormes responsabilidades del personal policial de Pergamino en la tragedia.
“Los problemas en la Comisaría 1a de Pergamino comenzaron a la mañana del día de los trágicos episodios finales, hubo tiempo para detenerlos”, explicó Diaz; “Entre los 19 detenidos, había uno con graves antecedentes desde los 5 años de edad, dos violadores, todos sabemos cuál es el código entre los detenidos hacia ellos; la comisaría era una bomba de tiempo. Allí se empezaron a generar problemas y disturbios que fueron incrementándose durante la jornada y generando un gravísimo conflicto mortal que la policía no supo ni pudo administrar, ya que  el conflicto comenzó en el patio y en ese clima los introdujeron en los calabozos; y ahí encontramos el primer signo de impericia del personal policial: lo primero que debió hacerse ante esa situación era separar y subdividir los grupos en conflicto y destinarlos a lugares de detención separados. Y así la tragedia se podía haber evitado. Pero hicieron exactamente lo contrario: los hacinaron más aún, los juntaron, los “engomaron” -término que utilizan los presos cuando los meten en un calabozo más chico aún- y así lograron agudizar una situación conflictiva que sólo consiguió agravarse hasta seguir con la quema de colchones, los que evidentemente no eran ignífugos como deben ser en los lugares de detención, y las siete muertes finales”.

El jefe del bloque GEN PROGRESISTAS en la legislatura provincial sostuvo que resulta evidente que hay una gran responsabilidad del personal policial, cuando estas siete personas fallecen estando sus familiares en el lugar desde varias horas antes de que sucediera la tragedia, lo cual indica que hubo tiempo de prevención y de acción policial que no se utilizó.  “Pero la gran responsabilidad del personal policial del Pergamino no hay que descargarla en lo más bajo del escalafón sino que hay que ir más arriba, porque cuando empezaron los disturbios seguramente esto debe haber sido reportado a la jefatura; se requiere una profunda investigación judicial y  el fiscal deberá ir a fondo en este tema desde los orígenes de todo el episodio”, destacó Marcelo Diaz; “Por eso le pido al ministro Ritondo que desplace a toda la cúpula de la Departamental de Pergamino y de esa Comisaría 1a hasta tanto se termine la investigación judicial correspondiente para determinar cómo procedieron en el conflicto”.

Diaz, referente principal de Margarita Stolbizer en la legislatura, también aseguró que “El otro tema que debe llamarnos a la reflexión es la situación de base: hay más de 3.000 detenidos en comisarías cuando la capacidad en camas es de 1.000 y cuando está prohibido tenerlos alojados sin término e indefinidamente en esas dependencias; a pesar de todas las observaciones realizadas por la justicia incluida la Suprema Corte, de las recomendaciones formuladas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en cuanto a que las comisarías no son lugar apropiado para detención sino que son exclusivamente un lugar de tránsito que siempre debe ser breve y acotado en el tiempo, consistiendo para los detenidos solamente en horas o en días su estadía en la comisaría o alcaidía”.

Según el Diputado Diaz, éste es un año récord en cuanto alojamiento de personas en comisaría y se superaron los números de todos los años anteriores; guardando esto relación con que no hay más lugar en las cárceles, ya que las mismas tienen hoy una superpoblación de aproximadamente 7000 internos.

Marcelo Diaz también remarcó las responsabilidades del gobierno nacional y provincial anterior, ya que en el año 2004 la Municipalidad de Pergamino ofreció a la Provincia los terrenos para construir una alcaldía que nunca hicieron. “Se iniciaron las gestiones pero no se avanzó en esa propuesta concreta. El terreno está cedido hace años en función de esa construcción y nunca se ha terminado de avanzar ni de configurar el acto administrativo. Se puede suponer que la provincia lo desestimó, o bien que a la provincia no le interesa hacer la alcaidía; el por qué habría que preguntárselo al actual Ministro de Justicia Ferrari, que fue Ministro de Scioli, dado que posiblemente debe haber intervenido en el expediente de la donación de esos terrenos sobre la Ruta 8”.

El Presidente del Bloque GEN PROGRESISTAS expresó que, no obstante, le adjudica menos responsabilidad a la gestión actual porque las responsabilidades de la gestión anterior en la insostenible situación existente son tremendas: “Hay un DNU de Scioli, que Granados sostenía pese a que fue cuestionado por distintos organismos y por la justicia, que autorizaba y legalizaba la existencia de población carcelaria en comisarías y que fue derogado. Cristina Fernández de Kirchner no puede cuestionar lo que pasó -como ha hecho- porque es cuasi responsable de esta tragedia”.

“Lo que sí es responsabilidad de la gestión actual es que en el presupuesto 2017 ya votado no hay un solo peso para destinar a este tema”, agregó Diaz; “Hoy no hay propuesta de solución y la reforma penitenciaria está solamente en algunos discursos, pese a mis reiterados reclamos al respecto. Tampoco se anunció nada de  estas cuestiones por parte de la Gobernadora en la apertura de las sesiones legislativas. La gravedad es tan insostenible que el Ministro Ferrari debe comprometerse hoy a brindar la debida tutela a los presos como no hizo con los de Pergamino; no se reforma de verdad al servicio penitenciario bonaerense cambiando tres o cuatro directores”.

Diaz hace años que viene bregando por mejorar la deficitaria situación del sistema penitenciario con distintas propuestas: “Es indispensable la creación por ley del Procurador Penitenciario para garantizar el efectivo cumplimiento y ejecución de la pena y también los derechos de los detenidos, para que no exista ni tortura ni padre Grassi, así las condiciones de detención y privación de la libertad pueden ser ultra austeras y ajustadas a la legalidad sin que haya presos privilegiados. La pena es la privación de la libertad sin castigos extras ni privilegios, no puede haber presos en mejores condiciones que otros porque pagan. Así es muy difícil reencausar a los detenidos y pretender reinsertarlos nuevamente en la sociedad”.

“Por todo eso es que no me cabe duda que si bien hay una responsabilidad clara de los jefes policiales, ya que éste no es un problema del imaginaria que estaba de guardia en ese  momento, también hay una responsabilidad en los altos niveles de gobierno”, aseguró el Diputado del GEN; “He ido a ver al Ministro de Justicia a plantearle los graves problemas carcelarios y a hablarle de las ventajas de la figura del Procurador Penitenciario, pero Ferrari me respondió que no iban a construir más cárceles porque no tenían dinero ni para construir escuelas y hospitales. Y este no puede ser argumento, ya que si plantean desarrollar una política como la que anuncia Macri de la baja en la edad de la imputabilidad, tienen necesariamente que construir más y mejores establecimientos, mejores institutos y más centros de prevención de adicciones; si no, se quedan solamente en un anuncio marketinero de campaña”.


“Así como tenemos un serio problema de un sistema educativo que no le sirve a nadie y que fabrica pobres a futuro, este sistema penitenciario que tenemos fábrica masters en delito a futuro”, concluyó Diaz.