Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,

.

.

La creación de empleo queda como materia pendiente del país

La economía argentina se encamina a crecer dos años seguidos, algo que no había sucedido en el último lustro, pero hay un gran desafío pendiente. Y no se trata de un pequeño detalle. 

La economía argentina se encamina a crecer dos años seguidos, algo que no había sucedido en el último lustro, mientras el gran desafío en el horizonte es consolidar una baja de la inflación y crear empleo en forma más acelerada, según surge de un informe de un banco público.

Esta semana, el Poder Ejecutivo envió al Congreso el Proyecto de Ley del Presupuesto Nacional 2018, que incluye una reducción del déficit fiscal, reafirmando la estrategia de gradual recuperación del equilibrio de las cuentas públicas, algo que ayudaría a consolidar un escenario de mayor previsibilidad y estabilidad, con una economía que continuará expandiéndose, junto con una inflación en baja y tranquilidad cambiaria.

"La pauta macroeconómica más saliente del escenario previsto en el Presupuesto viene dada por una economía que profundizará la expansión verificada este año, con una proyección de crecimiento del PBI de 3,5%, tras una suba de 3% en 2017", señala el estudio.

De esta forma, por primera vez en un lustro, el Producto Bruto crecería dos años seguidos, concluyendo con el estancamiento que afecta a la Argentina desde 2011.

La consolidación de la expansión vendría de la mano de un importante avance de la inversión (+12%), junto con un alza del consumo privado del 3,3%, mientras que el consumo público se moderaría, expandiéndose sólo 1,3%.

En paralelo, impulsadas por el avance de la actividad agregada, las importaciones seguirían creciendo a un ritmo más acelerado que las exportaciones, aunque estas últimas también se verían beneficiadas por la recuperación de la economía brasileña, que ya muestra signos de mejora.

El escenario planteado para el año próximo considera también una profundización del proceso de desinflación, junto con una depreciación moderada del peso.

En lo que respecta a la evolución de los precios, el Presupuesto se ciñe a las metas que plantea el BCRA (10%, +-2% en 2018), proyectando una inflación promedio de 15,7% para el año próximo.


Buenos Aires, NA.