Pronóstico de Tutiempo.net

SE APROBÓ LA NUEVA LEY DE POLICÍA JUDICIAL IMPULSADA POR EL MASSISMO

Este jueves se aprobó por unanimidad el proyecto de ley impulsado por el diputado del Frente Renovador, Ramiro Gutiérrez, que crea una nueva ley de Policía Judicial. La iniciativa fue acompañada por la totalidad de los diputados y luego ratificada por el Senado.

“Con la nueva ley de Policía Judicial, logramos un adelanto muy importante y el Poder judicial va a poder tener sus propios investigadores ahora la Justicia no va a depender de la Policía de la provincia de Buenos Aires”, valoró el autor de la ley tras la sesión.

En ese sentido, afirmó que con la nueva legislación: “Se va a formar personal en dos líneas: un investigador, que es de confianza del agente fiscal, que va a poder esclarecer si se trató de un robo, de un homicidio, de una violación juntando esa evidencia en el lugar del hecho y por otro lado la rama técnica pericial. Nuevos peritos entrenados en preservar la escena del crimen que también trabajando para el fiscal”.

“Hemos hecho una ley de fortalecimiento del Ministerio Público Fiscal, ahora los fiscales van a poder tener investigadores y peritos para completar el ciclo de la evidencia, lo que seguramente redundará en que haya mejores juicios y mejor administración de justicia”, resaltó Gutiérrez.

Por último, el diputado massista explicó que “la ley fue trabajada en conjunto con los equipos de la Procuración, con los organismos que la van a aplicar y a los cuales empodera, el Procurador de la provincia de Buenos Aires y todos los equipos jurídicos, trabajaron para mejorar esta ley”.

Nueva Policía Judicial 

Con la nueva ley de Policía Judicial, que deroga la Ley 14.424, votada en 2012 y nunca puesta en funcionamiento, se cumple con la manda Constitucional del artículo 166 que de impone al Poder Legislativo la obligación de organizar a la Policía Judicial, con una norma idónea, eficaz y de implementación programática.

De esta manera, se establece una nueva herramienta dirigida al fortalecimiento del Poder Judicial de la Provincia de Buenos Aires con la finalidad de mejorar las prestaciones de Justicia.

Se crea una nueva agencia investigativa y técnico científica dependiente de la Procuración General de la Suprema Corte que permite la concreción de la labor investigativa en aquellos delitos de mayor impacto y transcendencia social.

La dinámica jerárquica proyectada junto con la flexibilización y descentralización permiten optimizar recursos y dar una respuesta adecuada y concreta a las necesidades de  cada uno de  los Departamentos  que componen el Poder Judicial, tal como se organizan las policías judiciales más modernas de la región y del mundo.

Se crea la figura del detective en función judicial quien tendrá a cargo la continuidad de la línea investigativa conforme las directivas que le imparta el Agente Fiscal. 

Importa, además, la creación de un área científica encargada de los trabajos de estudio y análisis de los elementos de prueba a cargo de profesionales de distintas áreas que resultan imprescindibles para una investigación eficaz. 

También establece un régimen escalafonario, administrativo y disciplinario enmarcados en la idoneidad y el mérito en el ejercicio de la función. La concurrencia y la publicidad son principios rectores para el acceso y designación de sus miembros.