Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,
.

Bullrich está "harta" pero "salarios están en su peor nivel del promedio regional"

La gran pregunta es: ¿de qué se quejan los funcionarios de la Casa Rosada? Con otro gobierno, por mucho menos, el paro general no hubiese sido solo por 24 horas. Argentina pasó de ser el país con mejor salario de la región a ser el peor en tan sólo 3 años de gestión de la administración. Sin dudas, era uno de los puntos a resolver por el empresariado en general que ve a los salarios altos como un serio problema a la hora de sacar cuentas sobre los costos. El resultado que logró el presidente Mauricio Macri en tan poco tiempo no puede ser un error.

 
 
Sin dudas, el presidente Mauricio Macri sabía hacia dónde iba con su política económica. Por eso, atomizó el Ministerio de Economía, de tal forma que no vuele por el aire el ministro y todo el plan económico.
En tanto sólo 3 años, la Administración Cambiemos logró que Argentina pase de tener el salario más alto de la región a ser uno de los peores de la década.
 
Según el economista y periodista Mariano Kestelboim, "medidos en dólares, el salario actual promedio en Argentina es de 534 dólares, muy por debajo de los 798 dólares que cobra, en promedio, un trabajador en Chile o los 663 dólares de los uruguayos, según un portal especializado en mediciones de precios y salarios internacionales, Preciosmundi.com. El registro local es el más bajo desde el año 2009, según las estadísticas del Ministerio de Trabajo de la Nación".
En este sentido, agrega desde el diario BAE Negocios: "En ese período, el salario promedio había sido de 495 dólares. A partir de ese momento, en relación al tipo de cambio oficial o respecto a cualquier medición alternativa utilizando las cotizaciones paralelas del dólar (desde 2012) siempre los salarios promedio fueron más altos que el valor actual. El salario promedio en América del Sur (sin contabilizar el de Venezuela) es de 509 dólares. Argentina, históricamente, especialmente por la mejor formación de sus trabajadores, había mantenido remuneraciones más elevadas que las del resto de los países de la región".
Muchas veces se dijo que el problema era el jefe de Gabinete Marcos Peña pero él, en varias oportunidades, aclaró que no sabe de economía y que no es él el que toma las decisiones importantes. Hoy, sobre el final de la gestión, hay quienes se preguntan si es Macri, en realidad, quien termina definiendo ciertas políticas. Incluso, lo hacen desde adentro de Cambiemos.
Pero hay más. Kestelboim resalta un tristemente logro de Macri: fuerte endeudamiento externo + fuerte caída del salario real. "Lo más tristemente novedoso del actual modelo es que en las etapas anteriores donde la economía nacional había estado sujeta a muy fuertes procesos de endeudamiento externo, al menos, los trabajadores mantenían salarios, medios en dólares, que superaban holgadamente los niveles promedio de la región porque el tipo de cambio se apreciaba ante el ingreso de capitales externos.
Hoy el gobierno actual provocó que notablemente se combine el período de mayor endeudamiento de la historia nacional con sueldos descendentes y en niveles que han llegado a ser muy bajos en perspectiva histórica. O sea, el gobierno de Cambiemos tuvo la capacidad de satisfacer simultáneamente el objetivo de reducir salarios para minimizar un costo de empresas que no poseen el mercado interno como foco de su crecimiento y, al mismo tiempo, expandir como nunca el negocio financiero. Dos en uno; increíble que haya podido hacerlo en democracia".
Entonces, ¿de qué se quejan los funcionarios nacionales?