Pronóstico de Tutiempo.net
La Plata, provincia de Buenos Aires, Argentina,
.

Mosca pedirá más licencia y el peronismo podría arrinconar a Vidal




Presionado por denuncias de acoso sexual, Manuel Mosca pedirá una extensión de la licencia sin goce de sueldo, con lo que -en los hechos- dejará de ser definitivamente presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires.
La liciencia inicial por 60 días venció este martes y una nueva sería aprobada tras las PASO, según trascendió. En el interín, Mosca sólo se ocuparía de temas administrativos.
De esa forma, el peronismo, que actualmente quedó interinamente a cargo de la Cámara Baja, extendenderá su presidencia, lo que representa un riesgo para el Ejecutivo que conduce María Eugenia Vidal con la unificación del PJ en el Frente de Todos como telón de fondo.
Es que la sumatoria de los distintos bloques podría arrojar el número suficiente como para, por ejemplo, citar al jefe de Gabinete, Federico Salvai a dar explicaciones sobre el apagón de varios días afectó a la ciudad de La Plata.
Hasta ahora, la presidencia interina estuvo a cargo de Marisol Merquel, una legisladora alienada con los intendentes del Conurbano.  El diario El Día apunta que con la extensión de la licencia, la diputada oriunda de Saavedra podría convertirse "en una pieza clave en la estrategia del peronismo de levantar perfil y aprovechar la desventaja numérica de Cambiemos". 
La sumatoria de bancas de Unidad Ciudadana, el Frente Renovador de Massa, el PJ de los intendentes, el Movimiento Evita y el Frente de Izquierda arrojaría 47 diputados contra 44 del oficialismo. Un cifra suficiente para convocar a Salvai a responder preguntas.
La extensión de la licencia a Mosca deberá ser aprobada en la próxima sesión, que aún no tiene fecha pero se estima que será después de las elecciones primarias del 11/08.
El primera denuncia contra el legislador se conoció cuando la mujer -una militante del PRO- formalizó la presentación ante la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. En ese momento, y por pedido de Vidal, Mosca decidió dar un paso al costado. A ese caso le siguió otro y ambos fueron derivados a la Justicia.
Esposo de Gladys González y oriundo del distrito de Bolívar, Mosca tiene mandato hasta diciembre, pero no renovará ya que tras el escándalo no fue incluido en las listas ni tampoco logró colar a ningún candidato propio en su propia sección electoral.